ZONAS HÚMEDAS

Charlotte RocheAl mirar la solapa interior del libro, Zonas húmedas, publicada por Anagrama, en la que nos encontramos la cara  de Charlotte Roche que parece no haber roto un plato y una nota en la que dice que de ésta, su primera novela, ha vendido un millón de ejemplares. De lo primero, de su cara, debo decir que al leer las tres primeras páginas tuve que volver a mirarla porque no podía creer que hubieran sido escritas por ella. De lo segundo, de las ventas, me lo creo porque es divertidísima. Hacía tiempo que no encontraba una novela tan hilarante, descarnada, inmunda e inocente, todo a la vez.

            La novela Zonas húmedas me recuerda a las primeras novelas de Amelie Nothomb que también han sido publicadas por Anagrama, (El sabotaje amoroso, Metafísica de los tubos), por el tono naif en el que cuenta los sucesos trágicos o dolorosos.

             Charlotte Roche posee una escritura rápida, limpia y sin artificios que atrapa desde el primer momento tanto por su trama como por su personaje. La primera sorpresa es de lo que trata; una intervención de almorranas con tintes metafísicos. Si se logran pasar las treinta primeras páginas de inmundicia, como me dijo un amigo que dejó de leerla por este motivo, se encontrará con una mujer que habla de su cuerpo, en concreto de su ano, sin ningún remilgo: además de ser una terrorista contra la higiene. Personalmente, no puedo creer ciertas, muchas de las cosas que cuenta y, me las tomo como licencias literarias en las que la autora exagera -espero- al servicio de lo absurdo y lo cómico. En la novela hay páginas durísimas por lo escabroso y asqueroso del tema, aunque la protagonista es delicada e ingenua; un contraste de opuestos que la hacen aún más inverosímil; a la protagonista y a la novela. Si como dicen los andaluces “no se le echa en cuenta” y se es capaz de pasar por alto lo desagradable, nos encontramos con una novela cargada de humor para abordar los grandes temas; el sexo, el amor, y la muerte.

            Se disfruta  por cómo habla del cuerpo femenino sin tapujos, en las que rara vez, o  pocas veces he leído que lo haga una mujer, llamando a las cosas por su nombre y hablando de la regla o de la depilación sin ningún tipo de pudor o de vergüenza. La novela es hilarante y raya en lo absurdo siendo su trama lo menos importante, lo importante es cómo describe la realidad que le circunda a la protagonista y el contraste entre las cosas que piensa y las soluciones que prevé,  buscando la belleza en un medio tan hostil como un hospital o las ridículas conjeturas que hace para unir a sus padres. Es una novela donde los olores y lo visual se nos presentan como si lo contara una niña, pero con la rebeldía de una mujer adulta que sabe lo que quiere y cómo lo quiere. La soledad, el sexo y el miedo se encuentran latentes, y aquí sí es tímida la protagonista. Alguien, acaso Tamarón,  dijo que la ironía es el pudor de los tímidos, algo de lo que carece la novela, de ironía, pero sí que tiene grandes dosis tragicómicas, en las que la debilidad y fragilidad se revelan bajo ese escudo de aparente seguridad al hablar de su cuerpo, o de sus relaciones sexuales. Novela de iniciación en la que su protagonista goza de una imaginación y originalidad en su vida cotidiana que sorprende y deja -la mayoría de las veces-  en el lector, una sonrisa asombrada.

Anuncios

Acerca de duelosliterarios

Licenciada en Historia del Arte Actualmente coordino el programa de televisión, Las Noches Blancas, dirigido y presentado por Fernando Sánchez Dragó desde el año 2003.
Esta entrada fue publicada en Reseñas literarias. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s